[ad_1]

Explicó que su nuevo navegador Edge es más seguro y moderno que Internet Explorer, porque garantiza la compatibilidad con websites

La compañía Microsoft decidió ponerle fecha determinante al fin del sustento de Internet Explorer 11, la última versión utilizable de su clásico navegador, que no podrá usarse desde el 15 de junio de 2022.

Más allá de que desde el año pasado que la compañía cofundada por Bill Gates dejó de ofrecerle sustento a Internet Explorer 11 en su ecosistema en línea Microsoft 365, esta semana anunció en un aviso que «el futuro de Internet Explorer está en Microsoft Edge», su navegador de hoy.

Gracias a esto, Microsoft fijó para el 15 de junio de 2022 el objetivo de su navegador clásico preinstalado en Windows, además de la finalización del sustento de su aplicación de escritorio en ciertas ediciones de Windows 10.

Explicó que su nuevo navegador Edge es más seguro y moderno que Internet Explorer, porque garantiza la «compatibilidad con websites y apps antiguos y heredados» de otros programas, incluida la versión previa de Edge no fundamentada en Chromium.

«Microsoft Edge tiene el modo Internet Explorer («modo IE») integrado, por lo cual puede entrar a esos websites y apps antiguos basados en Internet Explorer de manera directa desde Microsoft Edge», informó la compañía estadounidense.

Aclaró que la retirada del sustento de Internet Explorer 11 no afectará a las apps del navegador fundamentadas en servidores o al canal de servicio a la larga de Windows 10 (LTSC), ni tampoco al motor MSHTML (Trident).

El peligro de las extensiones en Edge

Estudiosos de la compañía de seguridad informática Avast informaron el hallazgo de 28 extensiones para los navegadores de internet Chrome y Microsoft Edge que tienen dentro código malicioso. Según estimaron, infectaron a más de tres miles de individuos a nivel mundial.

En un aviso enviado a iProfesional, la compañía informó que descubrió las extensiones en noviembre, y algunas estaban activas por lo menos desde diciembre de 2018. Entre la actividad maliciosa que llevan a cabo, algunas redirigen el tráfico de individuos a avisos o sitios de estafas virtuales, otras cosechan datos personales o de navegación, y otras descargan software malicioso agregada.

De las 28 extensiones maliciosas identificadas, 15 estaban accesibles para Chrome, en tanto que 13 eran extensiones para Edge. Los estudiosos cubrieron un extenso espectro de servicios, desde interfaces de mensajería hasta retransmisión de música, con marcas conocidas como Spotify y The New York Times.

«Nuestra hipótesis es que o bien las extensiones fueron construídas deliberadamente con el software malicioso incorporado, o el creador esperó a que las extensiones se hicieran populares y después empujó una actualización que contenía el software malicioso», comentó el investigador de Avast Jan Rubin. «También podría ser que el creador vendiese las extensiones autenticos a otra persona después de crearlas y después su cliente ingresó el software malicioso», agregó.

Avast piensa que el propósito primordial es financiero. Los ciberdelincuentes reciben el pago cuando la extensión dirige nuevamente a un usuario a un dominio de otros. Muchas de las extensiones demostraron increíblemente populares, con millones de instalaciones, lo que podría haber dado lugar a cantidades de dinero considerables para los atacantes.

Avast ha comunicado su lista de extensiones maliciosas a Google y Microsoft. Las dos compañías llevaban a cabo sus propias indagaciones, ha dicho la compañía. Hasta entonces, se sugiere remover las extensiones tan rápido como se pueda y realizar programa antivirus en el gadget.

Extensiones maliciosas de Chrome

    • Direct Message for Instagram

 

    • DM for Instagram

 

    • Invisible mode for Instagram Direct Message

 

    • Downloader for Instagram

 

    • App Phone for Instagram

 

    • Stories for Instagram

 

    • Universal Video Downloader

 

    • Video Downloader for Facebook

 

    • Vimeo Video Downloader

 

    • Zoomer for Instagram and Facebook

 

    • VK UnBlock. Works fast.

 

    • Odnoklassniki UnBlock. Works quickly.

 

    • Upload photo to Instagram

 

    • Spotify Music Downloader

 

    • The New York Times News

 

Extensiones maliciosas de Edge

    • Direct Message for Instagram

 

    • Instagram Download Video & Image

 

    • App Phone for Instagram

 

    • Universal Video Downloader

 

    • Video Downloader for Facebook

 

    • Vimeo Video Downloader

 

    • Volume Controller

 

    • Stories for Instagram

 

    • Upload photo to Instagram

 

    • Pretty Kitty, The Cat Pet

 

    • Video Downloader for YouTube

 

    • SoundCloud Music Downloader

 

    • Instagram Aplicación with Direct Message DM

 

Administra tus extensiones

Y a todo lo mencionado, ¿sabes cuántas extensiones tienes? ¿Las usas todas? Para remover aquellas que no has empleado en un largo tiempo, proporciona clic en los tres puntos localizados en la esquina superior derecha de Chrome, dirígete a Más utilidades y, en el menú que se despliega, elige Extensiones. En la novedosa ventana que se expone, también podés ver los datos y configuración de todos estos pequeños programas.

Los delincuentes informáticos señalan a las extensiones como puerta de entrada para cometer sus fechorías.

Google mejorará la seguridad de las extensiones de Chrome

Las extensiones de Chrome, el navegador web más usado con mucha distingue son, a la vez, parte de lo destacado y de lo malo del navegador de Google. Y es que por medio de estos complementos, tenemos la posibilidad de tener novedosas funcionalidades, hacer mejor las ya que ya están, usar características particulares de ciertas páginas web, hacer búsquedas de un tipo específico en base al contenido que visualizamos, cambiar completamente el accionar de la página con scripts… la lista es enorme, y una explicación impecable de la razón del éxito de estos complementos.

La cara amarga de las extensiones de Chrome es que son un elemento muy habitual entre ciberdelincuentes y otros conjuntos que, sin llegar a la delincuencia, llevan a cabo ocupaciones en las que la ética se ve brillar por su sepa.

El inconveniente es que, por su sistema de desempeño, en oportunidades recurrentes los controles de seguridad de Google no detectan las extensiones malintencionadas, del mismo modo que sucede con las apps de Android, lo que se traduce en que, periódicamente, poseemos novedad de extensiones de Chrome peligrosas y que fueron eliminadas de la tienda.

En Google son conscientes de este inconveniente, y llevan ya años haciendo un trabajo para hacer mejor la seguridad de las extensiones de Chrome, una línea de trabajo donde se anunció hace poco un nuevo hito.

Según informó Google en su blog, los programadores tendrán que reportar a los individuos sobre los datos que recopilan, así como la utilización que opínan llevar a cabo con los mismos, lo que supone la aceptación de las restricciones marcadas a este respecto.

«A partir de enero de 2021, la página de datos de cada extensión en Chrome Web Store mostrará información proporcionada por el creador sobre los datos recopilados por la extensión, en un lenguaje claro y fácil de comprender. La recopilación de divulgación de datos está utilizable para los programadores hoy».

Hablamos de una información que tendrán que añadir los programadores de las extensiones de Chrome. Los programadores ya tienen la posibilidad de añadir esta información y la fecha límite para llevarlo a cabo es el 18 de enero de 2021.

Desde ese instante, la página web de todas las extensiones de Chrome que no tengan esta información mostrará un anuncio alertando a los individuos de esta situación.

Por ahora no se habla de medidas complementarios, pero tiene sentido reflexionar que, en un tiempo, las medidas de Google sean más taxativas, hasta llegar al punto de denegar y/o remover las extensiones de Chrome que no cumplan con esta novedosa política.

En relación a los puntos que tienen que cumplir las extensiones de Chrome, se resumen en estos 4 puntos, así como están redactados en la página web de Google:

    • Hay que garantizar que la utilización o la transferencia de los datos del usuario es para el provecho primordial del usuario y según con el propósito proclamado de la extensión.

 

    • No se facilita la venta de datos de individuos. Google no vende datos de usuario y los programadores de extensiones tampoco tienen la posibilidad de llevarlo a cabo.

 

    • Se prohíbe la utilización o cesión de datos del usuario para propaganda personalizada.

 

    • Se prohíbe la utilización o la transferencia de datos del usuario para objetivos crediticios o algún forma de calificación crediticia y a corredores de datos u otros revendedores de información.

 

Además, los programadores de las extensiones de Chrome tendrán que declarar qué datos va a usar su avance, y certificar que cumple estos 4 puntos.

Por ahora, se ve que en primera instancia esta novedosa política dependerá de forma exclusiva de los programadores, que tendrán que subir las listas y comprometerse a cumplir las condiciones, oséa, que no se ve que se vayan a ingresar cambios en los mecanismos de control que analizan las extensiones de Chrome que llegan a la tienda. Cabe aguardar que más adelante tomen alguna medida a ese respecto sobre estas extensiones.

Cómo remover extensiones en Google Chrome

Las extensiones de Google Chrome son útiles para hacer mejor algunas funciones del navegador. Pero, en oportunidades, tienen la posibilidad de terminar convirtiéndose en una molestia o en un auténtico quemacocos, fundamentalmente cuando se han instalado y habilitado sin permiso.

Es visible que atrás han quedado, por medio de las extensiones, esos tiempos en los que el navegador web únicamente servía para conocer diferentes páginas o websites. Y es que con la llegada de nuevos navegadores como Google Chrome o Mozilla Firefox también lo logró la publicación de novedosas e atrayentes funciones, como entre otras cosas es la situacion de las extensiones. .

En Google Chrome, entre otras cosas, las extensiones son programas que tienen la posibilidad de ser instalados en el navegador con la intención de cambiar sus funciones. Lo que tiene dentro añadir novedosas funcionalidades, o cambiar el accionar que existe del propio programa para personalizarlo al máximo.

Hoy tenemos la posibilidad de hallarnos con millones de extensiones. Algunas de estas extensiones tienen la posibilidad de brindarnos la oportunidad de denegar avisos para que no se hagan ver, administrar contraseñas, mejorar la utilización de la memoria para que el navegador se ejecute de manera más eficaz, hacer más simple la copia de texto de un preciso sitio Web, añadir listas de tareas atentos o asegurar nuestra intimidad, etc.

No obstante, aunque la mayoría de las extensiones tanto de Chrome como de Firefox reportan muchísimos provecho a los individuos, es verdad que, en algunas ocasiones, podríamos hallarnos frente extensiones particulares que cambian el accionar del navegador, pero de forma negativa.

Una aceptable exhibe lo podemos encontrar en una extensión maliciosa popular con el nombre de Search-NewTab, que puede perjudicar la navegación habitual mientras navegamos por la web al ocasionar continuas redirecciones o exhibir todo el tiempo incómodos avisos de publicidad en forma de pop-up (ventanas emergentes). Por consiguiente, ¿de qué forma es viable remover extensiones en Chrome?

El desarrollo para continuar sobre estas extensiones es demasiado simple y fácil. Solamente tienes que apretar sobre el botón con puntos diseñados en forma vertical que encontrarás ubicado en la parte de arriba derecha del navegador, lo que abrirá un menú desplegable. Después, pulsamos sobre Más utilidades, y a continuación sobre Extensiones.

Al llevarlo a cabo se abrirá una exclusiva pestaña llamada Extensiones, donde se nos mostrarán todas las extensiones instaladas en Chrome en ese instante. Aquellas extensiones que se detallan con el botón deslizante en color azul serán las que están activas, en tanto que si el botón deslizante se expone gris estarán desactivadas.

Para remover aquella de las extensiones instaladas que deseemos evadir, solo debemos apretar sobre el botón Remover, y el navegador nos preguntará si queremos remover esa extensión. Para confirmarlo, sencillamente volvemos a apretar sobre el botón Remover, y la extensión desaparecerá completamente.

Es más, suponiendo que consideres que las extensiones han actuado de manera maliciosa, es viable marcar la casilla Avisar uso indebido, lo que informará a los programadores de Chrome sobre ello.

[ad_2]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *