La Pampa: el gobernador Verna contó que tiene cáncer y no irá por la reelección

313

Convocó a una conferencia de prensa para contar que padece la enfermedad. Confesó que tiene metástasis en los huesos

La Pampa quedó en shock esta mañana cuando el gobernador Carlos Verna llamó a conferencia de prensa y contó que tiene cáncer con metástasis.

“Quédense tranquilos mis adversarios políticos porque no voy a ser candidato a ningún cargo electivo; ni nacional ni provincial”, anunció el mandatario con la voz entrecortada y lágrimas en los ojos. “Lo que era un cáncer de próstata ha devenido una extensión de la enfermedad, tengo parte de los huesos tomados”, detalló.

Lo que era originalmente un cáncer de próstata ha devenido en una extensión de la enfermedad. Ahora tengo cáncer de huesos, fundamentalmente el fémur y una costilla, y algunos ganglios en las arterias ilíacas. Eso hace que ese una pelea dura con un tratamiento riguroso y complicado”, dijo el gobernador pampeano.

“Puede llegar a ser que durante 8 semanas de lunes a viernes me va obligar a pedir licencia sin goce de haberes”, afirmó.

“Tengo un equipo formado por oncólogos, urólogos, y médicos que están decidiendo el tratamiento. Y ya me están dando las primeras aplicaciones. Esto se va a ir intensificando”, dijo el mandatario.

Verna -ingeniero civil- inició su carrera política en el año 1983, cuando fue ministro de Obras Públicas del exgobernador Rubén Marín. Fue elegido intendente de General Pico en el año 1987 y alcanzó la reelección en 1991.

En el año 1993 dejó la intendencia de Pico -que atravesaba una fuerte crisis financiera- para ir al senado nacional. AllÍ consolidó su capital político. Fue presidente de la poderosa comisión de Hacienda y Presupuesto, el espacio donde construyó su poder político.

Durante el gobierno de Carlos Menem, quien tenía al gobernador pampeano Rubén Marín como aliado y subordinado, tejió alianza con el entonces gobernador Eduardo Duhalde.

Marín lo relegó dos veces en la candidatura a gobernador de La Pampa por el PJ, con sendas reformas constitucionales, en 1995 y 1999.

La turbulencia del 2001 lo encontró al frente de la comisión de Hacienda y Presupuesto.

Cuando estalló el escándalo de las coimas en el Senado, fue uno de los mencionados en la maniobra. la primera versión del caso involucró a un asesor suyo, Jorge Cosci repartiendo dinero entre los senadores opositores del PJ. En la causa judicial Verna jamás fue imputado por el juez Daniel Rafecas.

La chance de ser gobernador le llegó en el año 2003. Al igual que el expresidente Néstor Kirchner, debió dejar la reelección en el 2007 cuando un plebiscito le bajó el pulgar al misionero Carlos Rovira.

Volvió al Senado en el año 2009, ya como el hombre fuerte del peronismo pampeano después de derrotar en una interna en el año 2005 al otro caudillo Rubén Marín.

Confrontó con el gobierno de Cristina Kirchner en ese período 2009.

En el 2011 cuando era el candidato natural a gobernador del peronismo pampeano, se bajó porque Cristina Kirchner le impuso su candidata a diputada nacional, a la camporista María Luz Alonso.

Hasta el 2015 denunció el retaceo de fondos del kirchnerismo al gobierno pampeano.

Alcanzó la gobernación en 2015, pero en la segunda vuelta cuando se enfrentaban Mauricio Macri y Daniel Scioli se fue de vacaciones.

Mientras tuvo una buena relación inicial con el presidente Mauricio Macri -los legisladores del peronismo pampeano votaron las leyes clave del inicio de mandato- se fue despegando hasta llegar a una confrontación total con el gobierno nacional.

Fue uno de los opositores más frontales al gobierno de Macri, dentro de la liga de gobernadores peronistas, en los últimos meses. Anunció que sus legisladores nacionales no aprobaría del Presupuesto nacional.

La salida de Verna del escenario político sacude el panorama político de La Pampa. Era el candidato fuerte del PJ, un partido encolumnado en su liderazgo, con chances de lograr la reelección.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here