[ad_1]

Más allá de que se había puesto en compromiso a sostener su oferta de comercio electrónico, la firma comunicó el cierre «online». Qué sucede con las compras comprometidas

Tras el cierre de locales concretado en la primera etapa de abril, y aunque la compañía se había puesto en compromiso a sostener su negocio de comercio electrónico, finalmente Falabella «apagó» su tienda virtual y cesó todas sus operaciones en la Argentina.

La noticia fue comunicada por la misma compañía por medio de un mensaje anunciado en el sitio institucional aún en línea en nuestro país. «Estimados usuarios, desde el 31/05/2021, Falabella.com.ar por el momento no está utilizable para hacer compras», comunica.

«Nos despedimos agradeciendo a todos nuestros usuarios, suministradores, ayudantes y nuestras comunidades, que nos han elegido y apoyado a lo largo de todos estos años», añade el texto colgado por la compañía.

Según ha podido saber iProfesional, la firma cumplirá con los pedidos cerrados hasta el último día de mayo. Y los productos comprados serán entregados en relación a los tiempos establecidos al instante de cerrar la operación con el retail.

A la par, Falabella mantiene vigente el 0810 333 3252 para aclarar algún duda. «En la situacion de tener un su poder una Gift Card de Falabella vigente y con saldo utilizable, debe estar comunicado al Servicio de Atención al Cliente 0810 333 3252 de L a V de 9 a 18 horas», señala la compañía en su sitio.

«Todos los reembolsos seguirán gestionándose sin ningún tipo de demora, solo deberás tener presente los tiempos que tardan en verse reflejado en relación del método de pago usado al instante de hacer la adquisición», añade.

La compañía viene de bajar las persianas de sus puntos de venta localizados en la porteña peatonal Florida, Martínez y Rosario. Falabella aún debe solucionar la venta de la tarjeta CMR.

Hace dos meses, y por medio de un escueto comunicado al que accedió iProfesional, la cadena expuso que la decisión respondió a un intento por «llevar a cabo sustentable la operación en Argentina», además de señalar que, como en los cierres previos, «este desarrollo contempla un plan de retiro voluntario para todos los ayudantes de las tiendas que cesarán sus ocupaciones».

En el ámbito comercial señalan que el desenlace de los locales de Florida, Martínez y Rosario representó la pérdida de por lo menos 500 cargos laborales.

El aspecto de lo anunciado por Falabella Argentina en su Web.

La retirada se inscribe dentro del plan habilitado por la firma en septiembre del año pasado. A lo largo de ese mes, Falabella reconoció que iniciaba un desarrollo de achicamiento fuerte en la Argentina.

La compañía llegó a tener 10 tiendas distribuidas en diferentes puntos del país. La irrupción de la pandemia de COVID-19, sumado a una recesión que no dejó de intensificarse más que nada en el último año, complicaron poderosamente la supervivencia de la cadena en el ámbito doméstico.

Cuándo se empezó a ir

En 2020, la firma explicó su decisión a través de un informe oficial, en el que informó la resolución de cerrar 4 espacios comerciales: dos de la marca Falabella -ubicados en Florida 343 y Tortugas Open Mall- y otros dos de Sodimac -el de Villa Tesei y el de Malvinas Argentinas-.

«Falabella está evaluando configuraciones de rentabilización de las operaciones de sus filiales en Argentina, las que podrían integrar el ingreso de un colega estratégico para las mismas», indicó el escrito.

«Nuestros proyectos en Argentina desde ya hace un tiempo son conservadores. No se han configurado, hicimos ya unos cuantos cambios en el último par de años de tiendas que decidimos que por el momento no cumplían un papel y se cerraron, y ahí nos quedamos», ha dicho en ese entonces el director ejecutivo de Falabella, Gastón Bottazzini.

La firma activó su plan de salida en septiembre del año pasado.

Las ventas de la compañía de origen chileno cayeron en picada desde 2018 a esta parte. Pero más allá del contexto local, como ya se ha dicho, Falabella también complicó sus números desde la expansión del Covid-19 en toda la región.

Sólo entre enero y julio de 2020 el retail acumuló un rojo mayor a los 135 millones de dólares. En tanto el hilo siempre se corta en su tramo más angosto, el poco rédito que le acercaba la operación en la Argentina terminó precipitando el cese de operaciones de una firma que, de manera urgente, requiere readecuar su composición comercial para volver a crecer.

[ad_2]