E-values expande sus fronteras con sucursal en Uruguay – Argentina

e-values expande sus fronteras con sucursal en Uruguay

Piensan a Uruguay como un sitio estratégico por la potencialidad de su mercado, y por las considerables marcas y sociedades que allí trabajan

E-values, una compañía experto en tácticas de CRM y gestión estratégica de TI, se suma a las 300 compañias argentinas que pusieron un pie del otro lado del Río de la Plata, con la apertura de su primera filial en todo el mundo, con base en Montevideo, Uruguay.

Ya hace más de dos años que la oficina migratoria uruguaya recibe a argentinos que buscan radicarse en el país para vivir y montar sus compañias. Bienes raíces y tecnología son las primordiales ocupaciones que los hombres de negocios y expertos proponen tanto a los usuarios locales como a la región.

8 de cada 10 compañias se ocupan al comercio de bienes, a la economía del conocimiento, avance de programa y tecnología, etc servicios. Según informó la compañía, la sucursal está bajo la dirección ejecutiva del uruguayo Gabriel Martínez Adano. e-values ofrece servicios a firmas de primera línea en la Argentina como Banco Supervielle, Banco Comafi, Facultad Austral, Kimberly Clark, Thomson Reuters, por ejemplo.

Entre los provecho que el país oriental ofrece a las compañias, Jorge Drot de Gourville, director de Business Intelligence de la firma; Leonel Sist, director de Consultoría; y Diego García Sosa, director de CRM, coincidieron en tener en cuenta a Uruguay como un sitio estratégico por la potencialidad de su mercado, y por las considerables marcas y sociedades que allí trabajan.

En la misión emprendida a cargo de Martínez Adano, se busca arrimar utilidades tecnológicas que integren la instalación y configuración de las utilidades de programa correctas, y un plan para hacerlas trabajar como un engranaje entre personas, procesos y utilidades que contribuyan a hacer más ágil y hacer mejor los negocios de cada cliente.

Éxodo a Uruguay

Los datos sobre la proporción de compañias que prefirieron operar en Uruguay a objetivos de 2020 era extraoficiales  pero daban cuenta de unas 300 firmas que prefirieron detallar la sede ese país que cobra arancel 0 al lugar de compañías del conocimiento.

Se habla, no obstante, de un fenómeno que ya tiene un año y que se profundiza cuando de este lado del charco se toman medidas que tienen relación con restricciones al movimiento de divisas.

Las limitaciones al manejo de divisas alienta el éxodo de compañias a Uruguay

“Ya había compañias que tenían personería en Uruguay porque hacían exportación. Este desarrollo arrancó en agosto del año pasado cuando se profundizó el cepo porque las compañias buscan tener las operaciones de comercio exterior por afuera, una situación que también se había dado en 2014 y 2015 frente ocasiones semejantes. Eso fue lo que logró que las exportaciones cayeran unos u$s200 millones en ese entonces”, ha dicho a iProfesional, en noviembre de 2020, Sergio Candelo, presidente de la Cámara de Compañias de Programa y Servicios Informáticos (CESSI).

La CESSI representa a más de 1600 compañias, de forma directa e indirecta a través de la Red Federal compuesta por 30 polos y clusters tecnológicos de todo el país. El 60% de las compañias exporta, según datos del Observatorio de Programa y Servicios Informáticos.

Facilitar el dólar

Más allá de que el propósito de las compañias del conocimiento es exportar, cuando la inestabilidad política se regresa una recurrente en la Argentina la búsqueda del modo de hacer más simple su operatoria se traduce en la radicación en otros sitios. Una situación que, simultáneamente, se otorga entre los expertos independientes del área que, quedándose en la Argentina, trabajan para compañias del exterior y cobran sus capital de forma completa con una cuenta de PayPal o una opción semejante. Hecho que, simultáneamente, se transforma en un aspecto de rivalidad para las compañias argentinas que desean contratar a esos expertos y que, en este contexto, les resulta difícil hallar suficientes fundamentos para seducirlos.

Candelo expresó que lo complejo de este ámbito es que “con un dólar y otro se pierde el 80% del valor de lo que cuesta el dólar en el mercado. Y lo mismo pasa si yo le pago u$s1.000. No va a cobrar ese dinero por todas las deducciones que debe llevar a cabo, en tanto que si lo realiza en Uruguay va a recibir los u$s1.000 limpios”, describió.

“Los que más rápido y fácil se van del país son los expertos que tienen la posibilidad de vender al exterior sus servicios. Les alcanza con mover sólo una sección de su composición tomando como contratistas independientes al personal de la Argentina”, señalaron desde la gerenciadora FDI, como una exhibe más de este panorama.

Los desarrolladores trabajan cada vez más en compañias del exterior para no ver deteriorados sus capital en dólares

Los datos macroeconómicos anticipan un deterioro aún más grande de las diferentes ocupaciones hacia adelante y crece la preocupación porque, más allá de que hasta la actualidad se mantuvieron realizando frente a las obligaciones, están vislumbrando meses más sombríos para el país.