Caso Ciccone: la Oficina Anticorrupción pidió una condena de 5 años y medio para Boudou

204

Representantes de la OA presentaron hoy los alegatos ante el Tribunal Oral Federal 4. También solicitaron penas a socios del ex vice.

La Oficina Anticorrupción pidió hoy una pena de cinco años y medio de cárcel e inhabilitación perpetua para el ex vicepresidente Amado Boudou por la supuesta compra irregular de una imprenta de papel moneda, informaron fuentes judiciales.

A lo largo del día, representantes de la Oficina Anticorrupción, querellante en la causa, presentaron ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal número 4 sus acusaciones y plantearon la pena que solicitaron contra el ex funcionario por los supuestos delitos de corrupción cometidos en la adquisición de Ciccone Calcográfica.

La Justicia pretende aclarar si, en 2010, cuando era ministro de Economía durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner adquirió la imprenta privada junto a su entonces socio José María Núñez Carmona.

Según la investigación, la compra se realizó a través de la sociedad The Old Fund y de Alejandro Vandenbroele -presunto testaferro de Boudou- con el fin de contratar con el Estado nacional la impresión de billetes y documentación oficial.

Para Núñez Carmona, la Oficina solicitó cinco años de prisión, mientras que para Vandenbroele el pedido fue de un año y medio por su colaboración con la investigación, ya que las pruebas que aportó “contribuyeron al esclarecimiento del hecho”.

En tanto, para Nicolás Ciccone, ex dueño y vendedor de la empresa, la OA solicitó tres años y ocho meses de cárcel; para Rafael Resnick Brenner, el ex jefe de Gabinete de la AFIP, tres años; y para César Guido Forcieri, ex titular del Gabinete de Asesores del Ministerio de Economía, dos años y cuatro meses.

La Oficina “tuvo en cuenta la jerarquía de cada funcionario público” para las peticiones de penas, y apuntó a una “inhabilitación especial perpetua” para ejercer cargos públicos para todos los imputados.

Ciccone Calcográfica fue declarada en quiebra en julio de 2010 por deudas impositivas, pero la Justicia la levantó tres meses después, a solicitud de la propia empresa, tras haber negociado un plan de pagos y la empresa quedó en manos de The Old Fund.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here