Transportistas vuelven a paralizar los fletes de granos

120

La protesta no tiene nada que ver con el Sindicato que lideran los Moyano. Son los dueños de camiones de pequeños y medianos empresarios.

A partir del miércoles volverá a verse miles de camiones al costado de las principales rutas de la Argentina, en las estaciones de servicio y en los accesos a las grandes ciudades: serán los transportistas de granos en plena huelga.

Nada tendrá que ver esta protesta con el Sindicato de Camioneros que conducen los Moyano. Ahora saldrán a manifestarse, una vez más en el año, los dueños de los camiones, pequeños y medianos empresarios a los que no les cierran los costos.

La huelga, de la que participarán unos 100.000 camiones, es impulsada por Federación de Transportistas Rurales (Fetra), que tiene unas 310 delegaciones en todo el país aunque con un poderío mayor en la pampa húmeda, donde se produce el grueso de los cereales y oleaginosas.

Valeria Pardo, abogada patrocinante de Fetra, le explicó a este diario que la protesta será llevada a cabo ante la negativa de los dadores de carga y el Gobierno de renegociar la tarifa de referencia para los fletes con una cláusula gatillo por inflación.

El paro, prometen los transportistas autoconvocados, será por tiempo indeterminado.

Eso paralizará por ejemplo el complejo agroexportador de Rosario, uno de los más importantes del mundo y clave para el ingreso de divisas al país.

La Fetra había acordado 23 de agosto pasado una tarifa de referencia con los dadores de carga y el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich.

Esa actualización se hizo con los precios de julio, pero en menos de tres meses, los costos operativos se han vuelto a disparar principalmente por el aumento en los combustibles. Aquella tarifa de referencia fue oficializada por el Gobierno el 7 de septiembre, con un reajuste del 18%.

Además de estar desfasada, dicen los transportistas, los dadores de carga muchas veces se niegan a pagarla y tiran los valores para abajo, porque la tarifa no es obligatoria.

Por ese motivo, la Fetra tiene un litigio abierto por abuso de posición dominante contra las 23 principales grandes empresas acopiadoras del país en la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), por la que aún no han tenido respuestas.

“Las tarifas están desfasadas. Suben tan rápidos los costos que siempre nos pasa: acordamos una tarifa y cuando esta entra en vigencia, ya quedó debajo de los costos operativos reales por el impacto de la inflación”, dijo Pardo.

En el Gobierno no tenían previsto hasta este fin de semana convocar a los dadores de carga (grandes acopiadores y productores) y a la Fetra para abrir una negociación, por lo que todo indica que la huelga se iniciará a la 00:00 del miércoles 24, tal lo anunciado.

Pardo dijo que los integrantes de Fetra (dueños de entre uno y 300 camiones) atraviesan el “drama de la imprevisibilidad”. Por eso piden que en una nueva negociación se establezca una cláusula gatillo que vaya actualizando las tarifas de los fletes al ritmo de la inflación.

También los transportistas piden que se garantice que el pago de los fletes se realice dentro de los treinta días de realizado el viaje y que se implemente un sistema de distribución de cargas equitativa con el ferrocarril.

Asimismo, reclaman es el congelamiento del precio de los combustibles; subsidios en los peajes y créditos de fácil acceso a tasa subsidiada para el recambio de flota y escalabilidad.

Este sector de la economía había mostrado su poder de fuego a principios de año cuando realizaron una huelga durante varios días y provocó algunos incidentes y pérdidas millonarias para el complejo agroexportador, ya que muchos buques quedaron demorados en la zona de Gran Rosario a la espera de cargar mercadería.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here