Río de Janeiro: murió una turista española medio de un tiroteo en la favela de Rocinha

92

En medio de un intenso enfrentamiento con bandas narcotraficantes, la policía militar de Río de Janeiro mató esta mañana a una turista española que visitaba la favela carioca de Rocinha, una de las más grandes de la ciudad.

María Esperanza Jiménez Ruiz, de 67 años, formaba parte de un grupo turístico que recorría la comunidad cuando comenzó el tiroteo entre las fuerzas de seguridad y miembros de los grupos Comando Vermelho (CV) y Amigos dos Amigos (ADA), que hoy se disputan violentamente el control del territorio, según confirmó el comisario Antonio Ricardo, de la Comisaría 11, en el barrio de São Conrado. De acuerdo a las primeras versiones, la camioneta Fiat Fremont que trasladaba a Ruiz Jiménez por la parte alta de la favela rompió un bloqueo policial en el Largo do Boiadeiro y los agentes dispararon; sólo se constató que se trataba de una turista cuando la policía abordó el vehículo.

La mujer, que estaba acompañada por su hermano y otro familiar, fue llevada de inmediato al Hospital Miguel Couto, en el barrio de Gávea, pero no resistió a las heridas y falleció al llegar. Además de los españoles, en el vehículo viajaban también un turista italiano y un guía local.

En un comunicado, la Policía Militar informó que un teniente de la fuerza quedó detenido por el trágico episodio.

Con unos 70.000 habitantes, la favela de Rocinha es una de las mayores comunidades de Río de Janeiro y en la cual es normal que operen agencias de turismo con visitantes nacionales e internacionales debido a sus espectaculares vistas de la playa de São Conrado y los morros vecinos. En noviembre de 2011 la comunidad fue “pacificada” por las fuerzas de seguridad que instalaron allí una Unidad de Policía Pacificadora (UPP), pero las disputas territoriales entre los narcotraficantes de CV y ADA no han dejado jamás tranquilo el lugar.

Desde mediados del mes pasado, el combate entre ambas facciones se intensificó a raíz de un cambio en sus liderazgos, lo que llevó a que se desplieguen allí también efectivos militares. Actualmente, en la favela operan el Batallón de Choque y el Batallón de Operaciones Policiales Especiales (el temido Bope).

Hoy, más temprano, en un tiroteo entre los policías y los criminales, dos agentes y un narcotraficante resultaron heridos; en el operativo las autoridades capturaron una gran cantidad de armas.

El feroz intercambio de disparos de esta mañana generó gran temor en el cercano campus de la Pontificia Universidad Católica (PUC), en Gávea, donde se interrumpieron las clases para que estudiantes y profesores se protegieran.

“Sólo rezo para que esta guerra pare y haya paz. Es asustador. Parece que estamos al lado de un campo de guerra. Estoy muy preocupada por la seguridad de los alumnos”, señaló a la prensa la profesora de Teología Bárbara Bucker.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here