Qué se sabe hasta ahora sobre la rebelión militar que se levantó contra Nicolás Maduro

102

El comandante Juan Caguaripano junto a un grupo de agentes llamó a terminar con la “tiranía asesina” del presidente

Ayer por la mañana, un grupo de militares tomó el Fuerte Paramacay, ubicado en Naguanagua, tras divulgar un mensaje en las redes sociales en el que armados con rifles anunciaban que se oponían a la “tiranía asesina” del presidente Nicolás Maduro y que reclamaban la conformación de un gobierno de transición para terminar con la crisis social y económica que vive Venezuela .

“Buenos días y bendiciones para toda Venezuela . Les habla Juan Caguaripano, comandante de la operación David Carabobo desde la 41 Brigada Blindada Acartonada en Valencia. Nos declaramos en legítima rebeldía, unidos hoy más que nunca con el bravo pueblo de Venezuela para desconocer la tiranía asesina de Nicolás Maduro “.

Con esta frase arrancaba el mensaje que en poco tiempo se hizo viral. Fue la segunda vez en menos de dos meses que agentes de las fuerzas bolivarianas aseguran rebelarse al chavismo. El caso anterior había ocurrido a fines de junio, cuando el oficial Óscar Pérez se robó junto a otros policías un helicóptero para atacar desde el aire al Tribunal Supremo de Justicia.

Esto es lo que se sabe hasta ahora sobre el levantamiento de ayer:

Desde las 5 de la mañana hubo enfrentamientos en la Brigada Blindada 41°. Una persona murió y otra está herida de gravedad, de acuerdo con lo publicado por el diario El Nacional.

Juan Caguaripano, el capitán de la Guardia Nacional Bolivariana que comandó la rebelión, es buscado por el gobierno desde el 2014 por rebelión militar y “traición a la patria”.

Jesús Suárez Chourio, comandante general de Ejército, ordenó el encuartelamiento de los militares en el estado Carabobo.

Desde el chavismo aseguran que fueron detenidos siete hombres involucrados en el ataque.

Habitantes de la zona del Fuerte Paramacay manifestaron su apoyo al alzamiento, pero las fuerzas de seguridad de Maduro reprimieron la manifestación con gases lacrimógenos.

Vladimir Padrino López, ministro de la Defensa, calificó la situación como un acto “terrorista”.

La Fuerza Armada Nacional indicó que los rebeldes eran “delincuentes civiles portando prendas militares junto a un primer teniente en situación de deserción”.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here