Provincia: cese de las policías locales enfrenta a Vidal con intendentes

227

La Gobernación aseguró que los efectivos que hay son suficientes para cumplir sus tareas y que muchos realizaban trabajos que no se correspondían con sus obligaciones

Un nuevo frente se le abrió a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal. Tras su decisión de no abrir más vacantes para las policías locales que había inaugurado su antecesor Daniel Scioli, un significativo número de intendentes de los grupos Fénix y Esmeralda y del interior provincial objetaron la medida y sostienen que quedarán desprotegidos ante la inseguridad.

Algunos, incluso, reclaman que esos efectivos pasen a la órbita de cada municipio y no dependan más de la provincia.

Según detalla el diario La Nación, días atrás, 33 jefes comunales enviaron una misiva a la gobernadora y pidieron fijar fecha para una reunión, que aún no fue confirmada.

La Gobernación aseguró que los efectivos que hay son suficientes para cumplir sus tareas y que muchos realizaban trabajos que no se correspondían con sus obligaciones.

Concretamente, hoy hay 22.600 efectivos locales -los de uniforme azul eléctrico- distribuidos proporcionalmente en 82 de los 135 municipios de la provincia. Son casi el doble de los que había en diciembre de 2015, 13.200.

¿Qué pasará con los efectivos que ya están en las calles? De a poco irán ingresando a los centros de capacitación donde antes funcionaban las escuelas de esta policía para mejorar y actualizar su formación; no se darán de baja los efectivos que ya están en la calle, pero tampoco egresarán más.

Algunas escuelas se cerrarán. Según el último dato disponible, había 4000 docentes asignados a estos centros.”Es una decisión que debería reverse. Las policías locales sirven y mucho. En Merlo teníamos asignados 400 y por el momento sólo se graduaron 250. Es decir que estos 150 restantes no nos llegarán si se corta el programa. Además, habíamos armado una academia con dinero del municipio, que quedará en desuso”, dijo Gustavo Menéndez (FPV), el intendente de Merlo.

Los motivos de que se haya detenido el programa de formación de estos policías son varios. Por un lado, según dijo el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, es porque “se busca sumar calidad antes que cantidad” y la formación y competencias de los efectivos locales no alcanzan para nutrir los cuerpos más exigentes de la provincia, como el Grupo Halcón, caballería o inteligencia. Por ello se destinarán más recursos a capacitar a los efectivos.

Además, en el ministerio detectaron irregularidades tanto entre los policías como en el uso que los municipios hacían de ellos.

“Cuando reingresaron a la escuela de formación (se extendió su capacitación de 6 a 9 meses) nos encontramos con muchos que sufrían problemas psicológicos o que incluso no sabían disparar”, explicó Ritondo.

Por otro lado, según el ministro, muchos jefes comunales hacían un uso incorrecto de los uniformados: los tenían de choferes y de custodia cuando alguna figura visitaba el municipio o los involucraban en eventos privados. Además, varios de los efectivos fueron denunciados en causas de corrupción o bandas criminales.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here