Para el Gobierno, los productores de peras y manzanas se tienen que dedicar a otra cosa

144

Fue la propuesta del ladero de Macri y vicejefe de Gabinete Gustavo Lopetegui, que ante la crisis del sector en el Alto Valle aseguró que “hacen fruta que no pide el mercado”. El funcionario les propuso “una gran reconversión de plantas” como solución. Escuchá el audio.

Según un proverbio de la jerga de la medicina, cuando hay un mal dignóstico también hay un mal tratamiento. Sin embargo, a veces esa máxima se ajusta a otros campos, como la política. Es que tanto el diagnóstico como la solución propuesta por el gobierno de Mauricio Macri para la histórica crisis que atraviesan los productores de peras y manzanas del Alto Valle de Neuquén y Río Negro fueron insólitos: como “hacen fruta que no pide el mercado”, se tienen que dedicar a otra cosa.

“Se han quedado produciendo fruta que no es la que hoy pide el mercado”, disparó como diagnóstico el poderoso vicejefe de Gabinete Gustavo Lopetegui en diálogo con LetraP en la exposición Rural de Palermo, y agregó que la solución que propone el “mejor equipo de los últimos 50 años” es “una gran reconversión de plantas”, o sea dedicarse a otra cosa.

No conforme, quien formalmente sólo es secretario de Coordinación de Políticas Públicas pero se sienta en la mesa chica de Macri reconoció que los productores no tienen margen para esa hipotética “reconversión de plantas”, pero que justamente “es cuando más hay que usar el ingenio para bajar los costos”.

Lopetegui, el funcionario del entorno presidencial que se encarga de los temas vinculados al sector agropecuario, había diagnosticado en esta misma insólita línea hace algunos meses que había “poco por hacer con la situación del Alto Valle”.

En realidad, los problemas del Gobierno con el tema agropecuario son, justamente, de coordinación, eso de lo que se encarga Lopetegui. A esta postura del funcionario para con el Alto Valle, una de las más hundidas desde que gobierna Macri entre las economías regionales, se agrega que el Fondagro -el fondo de dinero fresco al que apostaba el titular de Agroindustria, Ricardo Buryaile, para rescatar a estos sectores- tiene problemas de arranque.

El propio Buryaile reconoce como “la principal asignatura pendiente” de su gestión a la calamitosa situación de las economías regionales, pero sin embargo su par de Hacienda, Nicolás Dujovne, demora el ingreso de los fondos. Según el mismo medio, hace tres semanas, en la última reunión de Agroindustria con los funcionarios provinciales del sector, el ministro le reconoció a un grupo de su confianza que sólo tenía 250 millones de los 1.300 que Fondagro tiene para administrar.

En un encuentro del sector organizado en General Roca el año pasado para analizar la crisis, los productores del Alto Valle describieron al momento que viven quienes plantan manzanas y peras como una situación casi “terminal”.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here