Movimientos sociales y sindicales marcharon contra el ajuste y el desempleo

39

Los manifestantes se movilizaron desde Liniers a Plaza de Mayo, en señal de protesta por la crisis y la falta de trabajo que se incrementa. Bajo la consigna “Pan, paz, tierra, techo y trabajo”, exigieron al Gobierno la sanción de la ley de Emergencia Alimentaria y dispararon: “Estamos acá para reclamar algo que cualquier gobierno con un poco de sensibilidad aceptaría”.

Movimientos sociales y sindicales marcharon hacia la Plaza de Mayo desde la iglesia de San Cayetano, bajo la consigna de “Pan, Paz, Tierra, Techo y Trabajo”. La movilización fue convocada por la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa (CCC).

Los manifestantes reclamaron la plena implementación de la Ley de Emergencia Social y la sanción de una nueva norma que establezca la emergencia alimentaria. Por su parte, el líder de la CCC, Juan Carlos Alderete, le exigió al Gobierno “que no sigan mintiendo como lo vienen haciendo”.

Daniel Menéndez de Barrios de Pie, quien afirmó que “estamos acá para reclamar algo que cualquier gobierno con un poco de sensibilidad aceptaría, que es la emergencia alimenticia, es fortalecer a los comedores, a los merenderos”. En ese sentido, resaltó “la necesidad de una ley de emergencia alimentaria” y agregó que lo se necesita con urgencia es que “se revea la política que lleva el Gobierno, que debe convocar al diálogo de manera inmediata”.

El arzobispo de Buenos Aires, Mario Aurelio Poli, dijo que los argentinos “sabemos hablar y valorar los recursos naturales con los que Dios creador dotó a nuestro territorio. Y muchos piensan que esa es la riqueza más importante del país, pero la verdadera riqueza de nuestro pueblo es la espiritual, que nos hace solidarios con los demás, lo que nos mantiene de pie frente a las postergaciones, con una fe y esperanza que no se quiebran ante las injusticias y humillaciones”.

“Cuando se cierran las puertas del corazón de los hombres que debieran dar empleo digno, el santo del pan y del trabajo abre las puertas de su santuario y nos muestra que la providencia de Dios siempre nos gana en generosidad y nos sorprende con su misericordia para con sus hijos, sin hacer distinciones entre personas porque hace salir el sol y la lluvia sobre justos y pecadores”,conluyó el arzobispo.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here