Máximo corrigió su declaración jurada ante la AFIP

55

Su abogado dijo que el dinero está en una caja de seguridad; investigan los movimientos de dinero

Casi en el mismo momento en que el juez Claudio Bonadio allanaba el Banco Galicia para secuestrar documentación sobre los movimientos de fondos realizados por Máximo Kirchner, el líder de La Cámpora presentó una rectificación de su declaración jurada ante la AFIP. Así lo informaron fuentes oficiales a LA NACION.

En el entorno del diputado también confirmaron que introdujo cambios en su informe patrimonial, aunque aún no especificaron qué aspectos modificó. Son datos clave en medio de las dudas que generan los números del hijo de los ex presidentes Kirchner.

Máximo Kirchner había presentado el pasado 26 de julio su declaración jurada correspondiente al ejercicio 2016. Pero algunos ítems llamaron la atención. En particular, los “gastos personales” informados por $ 20 millones en el año, es decir, unos $ 1,7 millones por mes. Un número “exorbitante” según un informe reservado de la AFIP sobre la evolución patrimonial del primogénito de los Kirchner al que accedió LA NACION.

“Sus gastos en 2016, que crecieron 40 veces respecto de 2015, resultan un aumento exorbitante, no habiendo incrementado su grupo familiar, no registrando viajes al exterior, no experimentando crecimiento en los consumos”, escribieron los técnicos de la AFIP.

Esos movimientos pusieron en alerta a la Justicia, porque, según la AFIP, entre enero y febrero de 2016, Máximo vació diez plazos fijos por $ 20 millones.

El informe indica que de siete cuentas del Banco Galicia extrajo, respectivamente, $ 1.248.366, $ 7.217.635, $ 714.431, $ 1.127.780, $ 4.058.100, $ 5.014.873. Unos $ 19,3 millones. Del Banco Santa Cruz sacó de dos cuentas $ 125.000 cada una. Y del Banco Nación, otros $ 550.000. Sólo $ 4 millones volvieron a ser bancarizados.

Explicaciones

Ayer, el abogado de la familia Kirchner, Carlos Beraldi, señaló que los fondos que Máximo sacó de los plazos fijos fueron guardados en una caja de seguridad y que no había irregularidad. Esa información es llamativa, porque en su declaración jurada Máximo no declaró ese dinero entre sus activos.

La Justicia, en tanto, todavía no tiene hipótesis firmes sobre el destino de esos $ 20 millones que el diputado dice haber gastado, pero sospechan de una maniobra para sacar dinero del circuito oficial.

El último informe de la interventora de la sucesión de Néstor Kirchner, en tanto, detalló los vertiginosos movimientos de fondos que hicieron Cristina Kirchner y sus hijos al salir del poder.

La interventora informó que, tras la muerte de Néstor, el resto de la familia renovó una decena plazos fijos en el Banco Nación. Todos fueron liquidados abruptamente en diciembre de 2015. Esos fondos, por más de $ 78 millones, fueron transferidos a una caja de ahorro a nombre de Cristina Kirchner en el Banco Galicia, en días cercanos al traspaso de gobierno.

En febrero se hicieron sucesivas compras de dólares. Los fondos fueron transferidos a distintas cajas de ahorro en pesos y en dólares constituidas en el mismo Banco Galicia, a nombre de Florencia y de Cristina.

En marzo de 2016, la ex presidenta retiró US$ 1.125.000, informó la interventora. Florencia extrajo otros US$ 3,5 millones.

A mediados de julio del año pasado, cuando la Justicia rastreó los fondos de los Kirchner sólo encontró en el Banco Galicia US$ 5.696.144 a nombre de Florencia. A diferencia de los de Máximo, esos fondos terminaron embargados.

Fondos bajo la lupa

Gastos por $ 20 millones

El diputado dijo haber gastado $ 20 millones en un año, ?$ 1,7 millones por mes. Para la AFIP se trata de un número “exorbitante” que no tiene justificación

Plazos fijos vacíos

Un informe de la AFIP determinó que entre enero y febrero de 2016, Máximo vació diez plazos fijos por $ 20 millones

Rectificación

Máximo corrigió su declaración jurada. Beraldi dice que el dinero de los plazos fijos pasó a una caja de seguridad

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here