Marcos Peña: “El cambio económico necesita tiempo y construcción de confianza”

81

El Jefe de Gabinete destacó la reactivación del campo, la construcción y la industria y planteó que también está creciendo el consumo; tras las PASO, sostuvo que “no hay dudas de la fortaleza del cambio”.

Con renovada confianza tras el resultado de las PASO, Marcos Peña destacó los datos de crecimiento que sectores como el campo, la construcción y la industria muestran en 2017. Fue en su exposición en el marco del Council of The Americas, organizado en el Hotel Alvear, en la cual el Jefe de Gabinete llamó a los empresarios a confiar en el potencial de la economía argentina.

“Un año atrás, dijimos que el gran desafío en materia económica era evitar una gran crisis y lo logramos”, sostuvo Peña, y agregó: “Las salidas del populismo en la Argentina y la región fueron traumáticas y generaron una herida de la cual fue muy difícil salir, no solo por caída de actividad o la recesión sino por el daño a tejido social”.

Según Peña, el segundo desafío en materia económica era crecer. “Juntos empezamos a ver ese crecimiento que hoy se ve en cada sector de la actividad”, planteó el Jefe de Gabinete y destacó el rol del campo como primer sector de la economía en impulsar la reactivación, luego de la eliminación de las retenciones. “Fue el primero en confiar y hoy vemos una cosecha record y un crecimiento en el número de cabezas de ganado”, ilustró.

Por otra parte, Peña se refirió al sector de la construcción, que según el Indec acumula cuatro meses de crecimiento consecutivo en doble dígito. “El ambicioso plan de infraestructura y la política de crédito hipotecario lograron impulsarlo”, planteó el funcionario, quien agregó que a través de la introducción de las asociaciones de Participación Público Privada (PPP) proyectan “duplicar y triplicar la inversión en infraestructura en la Argentina”.

Con respecto a la producción industrial, que crece a partir de mayo luego de 15 meses de caída en la actividad, Peña planteó que fue uno de las ramas de la economía “peor afectadas por los desafíos de la región y hoy empieza a tomar velocidad a partir de los acuerdos sectoriales que se firmaron para la industria automotriz, la energía ( Vaca Muerta) o la metalmecánica”.

“Ese crecimiento también empieza a motorizarse también en el consumo, que sabíamos que fue una de las variables que afectó a los argentinos y todavía lo hace”, agregó Peña, aunque planteó que el salario real “está creciendo a partir de la baja de la inflación y el impacto de las paritarias libres”.

El diagnóstico del Jefe de Gabinete incluyó también un mensaje de optimismo hacia el futuro que no excluyó una interpelación al empresariado. “El crecimiento no se va a dar por atajos sino por un camino gradual. Necesitamos que entiendan en el sector empresario que tenemos que tener conciencia de ese cambio económico tiene sus tiempos, procesos pedagógicos y construcción de confianza que vimos en el aspecto político”, enfatizó.

Por otra parte, Peña se refirió al resultado de las PASO y el cambio de expectativas en el Gobierno. “Hace un año y medio había dudas sobre las fortalezas de ese cambio que proponíamos, pero nosotros les decíamos que las raíces de ese cambio eran mucho más profundas de lo que a veces se nota, y hoy lo vemos también con la evidencia empírica. Las raíces son fuertes porque se basan en la esperanza de que sabemos que somos mejores que esa vida que venimos llevando como país”, concluyó.

“El cambio no se va a dar de un día para otro porque vivimos en uno de los tiempos de mayor desafío y transformación de la humanidad, que se suman a los desafíos que vienen de un país que por muchos años se miró para adentro”, planteó Peña.

“Tenemos que cambiar la mentalidad en relación con el mundo. Durante muchos años acá se enseñó que teníamos que vivir con lo nuestro, una idea nacionalista que no sólo creemos que es falsa sino que es suicida. Argentina tiene futuro integrándose activamente al mundo, si exportamos orgullosamente lo nuestro, si promovemos inversiones y el turismo y si nos proponemos como protagonistas del siglo XXI”, agregó.

A su vez, Peña se refirió al rol de la Justicia y su vinculación con el resto de los poderes del Estado. “Entendemos que el Poder Judicial no puede ser una herramienta del poder de turno o para garantizar la impunidad del poderoso de turno”, dijo el Jefe de Gabinete y añadió que el Gobierno anterior impulsaba una “no hay atajo posible para curar tantos años de entrometimiento del poder político en el poder judicial”.

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here