La oferta de YPF por Shell: buscan frenar una compra que beneficiaría a la empresa anglo-holandesa para hundir a la nacional

1190

El diputado por el FpV Rodolfo Tailhade presentó una cautelar para que la firma nacional quite la propuesta y “se abstenga de continuar con el procedimiento de compra”. Aseguró que la operación busca que YPF entre en un proceso de “descapitalización muy gravosa para su viabilidad” para salvar a la hidrocarburífera europea de su crisis financiera.

A horas de que se conozca que YPF presentó una oferta de entre US$ 900 y US$ 1000 millones para quedarse con Shell, su competidora en la Argentina, el diputado nacional por el FpV Rodolfo Tailhade presentó una cautelar para que la petrolera nacional quite la propuesta y “se abstenga de continuar con el procedimiento de compra”, al considerar que la operación busca salvar a la hidrocarburífera anglo-holandesa a través de un grave perjuicio para la firma nacional.

“De ese modo, se producirá una merma en sus activos (de YPF) que posteriormente, y cuando Shell recupere lo que le ha vendido, producirá una descapitalización muy gravosa para la viabilidad de la empresa de participación estatal mayoritaria”, lanzó como conclusión Tailhade en la presentación judicial. Mañana se sorteará la dependecia judicial en que recaerá.

Según el texto, la operación significaría vulnerar el principio de “Soberanía Hidrocarburífera” previsto en la ley 26.741, que declara la actividad hidrocarburífera como de interés nacional.

Tras citar diversos artículos periodísticos, el legislador detalló que “la empresa YPF estaría preparada para hacer una oferta – en los próximos diez días vencería el plazo para hacer manifestaciones de interés- a fin de adquirir los activos de refinación y comercialización de combustibles de la empresa SHELL” por un monto de entre US$ 900 y US$ 1000 millones, mientras que la empresa anglo-holandesa “intentaría incrementar ese monto hasta los 1.500 millones de dólares”.

¿Por qué la operación tendría como objetivo sacar de su crisis a Shell mediante un grave perjuicio a YPF? En su pedido a la justicia, Tailhade explicó que “la empresa estableció que el comprador deberá conservar su marca en la distribución – por ejemplo, en las estaciones de servicio- y no podrá reemplazarla con una marca propia” y que, de esa manera, “Shell se asegura la posibilidad de reingresar al negocio de la comercialización en el futuro, una vez superada su actual necesidad de financiamiento”.

“En el artículo periodístico de mención, se recordó que la empresa Shell necesita fondos para compensar las compras millonarias que habría realizado recientemente y por tanto, reducir su deuda”, agregó.

Pero no es sólo eso lo que fundamenta el pedido de frenar la transacción: el diputado kirchnerista resaltó que “YPF está en conocimiento de que si adquiere los activos de Shell pasaría a tener un 68% de participación en el mercado de venta de combustibles – posición dominante- “, por lo cual “a fin de ajustarse a las normas de defensa de la competencia” la empresa argentina “debería presentar, conjuntamente con la oferta de Shell, un plan de desinversión”.

“YPF estaría a punto de adquirir estaciones de servicio con la marca de una empresa de capitales extranjeros – Shell- con el agravante de que la aludida empresa tiene la intención de recuperarlas en el futuro. Por lo tanto, se está planteando la compra de un negocio muy poco rentable y por un sólo por un lapso de tiempo”, explicó.

En este sentido, Tailhade sostuvo que “sorprendió ayer la noticia, difundida por el matutino La Nación, sobre el interés de YPF en comprar los activos de Shell que están en venta” porque la operación significaría un aporte de la firma estatal que “´aportará el flujo de fondos frescos para que Shell refuerce su posición en gas´, siendo éste último el negocio más rentable hoy dentro de esta actividad tras las medidas tomadas por el Gobierno de Mauricio Macri”.

“La petrolera estatal tendría que endeudarse más (se estima que el precio ronda entre u$s1.000 y u$s1.200 millones), pero después se vería obligada por Defensa de la Competencia a desprenderse de parte de lo adquirido o de algo equivalente”, añadió.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here