Investigan al joven que aseguró que robaba para la Policía y que se negó a asaltar un banco

181

Desde la fuerza sostienen que se trata de una mentira en medio de una interna. El denunciante pidió protección. Tiene 12 antecedentes penales.

Dijo ser delincuente, y a esta altura, es lo único que nadie se atreve a poner en duda: según su ficha prontuarial, tiene 12 antecedentes penales por robos calificados y uso de arma, otras 12 contravenciones y 20 entradas más en la Jefatura de la ciudad de Córdoba para su identificación.

Sergio Martín Acosta se convirtió ayer en un gigantesco dolor de cabeza para la Policía de Córdoba. Temprano, en la red social Facebook (en la que opera con el seudónimo de “Martín Dillinger”), este curioso personaje del bajo mundo delictivo posteó una serie de fotos suyas en el tercer piso de la Jefatura.

Y agregó un comentario que era toda una denuncia: aseguraba que el jueves pasado policías lo llevaron hasta allí para ofrecerle robar un banco.

“Me dieron las frecuencias uniformes y me mostraron los puntos exactos de los puestos de control fijos”, escribió.

¿Por qué lo publicó? Como él se negó a robar el banco (“por falta de tiempo para planearlo bien”), otro policía le dijo que lo iban a matar.

Por eso, tras el revuelo que generó al publicar esas imágenes, en las que incluso se lo veía con un gorro policial, Acosta se dirigió ayer hasta la sede de la delegación Córdoba de la Policía Federal Argentina y solicitó protección.

Luego, ya en la noche de ayer, concurrió a la unidad judicial de la comisaría 4ª para presentar una denuncia.

Sin embargo, es muy posible que quede detenido en las próximas horas, ya que en un puñado de horas acumuló varias investigaciones en contra.

Por un lado, la propia Policía lo denunció por tener tatuada una cruz esvástica en una pierna, por lo que se abrió una causa en el Juzgado Federal N° 3.

Al mismo tiempo, al revisar sus posteos en Facebook, se descubrió una imagen de una bandera chilena prendida fuego, por lo que el cónsul en ese país también lo denunció.

Y, sobre todo, se analizan más imágenes en las que Acosta hace alarde de presuntas grandes sumas de dinero que habrían sido robadas y hasta se exhibe con armas de fuego.

 

Aunque desde el Gobierno y la Policía evitaron declaraciones oficiales, por lo bajo trascendió que Acosta fue hace dos sábados a Jefatura, pero para radicar una denuncia que finalmente no hizo.

Fue allí, dicen las fuentes, que en un momento en que quedó solo sacó las fotos que ayer divulgó.

De esta manera, se asegura que su denuncia está relacionada con una interna policial.

Lo que aún nadie aclaró es cómo la Justicia provincial lo liberó tantas veces pese a lo abultado de su prontuario.

Denuncia interna. Desde la misma Policía se dio participación al Tribunal de Conducta Policial y Penitenciaria para que iniciara una investigación interna con el objetivo de dilucidar las circunstancias en las que Acosta llegó a Jefatura hace pocos días. Para la fuerza, no hubo ningún delito. Aseguraron que Acosta miente.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here