Indignación de Abuelas y Madres por la operación contra Víctor Hugo

39

Representantes de organismos de Derechos Humanos, periodísticos y de la política argentina y uruguaya salieron al cruce del intento de vincular a Víctor Hugo con la dictadura en Uruguay, basados en una supuesta amistad del periodista con el entonces mayor del Ejército oriental Juan Carlos Grosso y de la grabación de un pequeño discurso que enunció Morales en ocasión de una cena.
El senador del Frente Amplio del Uruguay, Rafael Michelini –hijo de Zelmar Michelini, ex senador oriental asesinado en Buenos Aires en mayo de 1976, en plena dictadura argentina- afirmó que ”detrás de las acusaciones a Víctor Hugo Morales hay intereses espurios. Nadie duda de su entereza. Tratar de fusilar el pasado de Víctor Hugo es una calumnia que indigna a los uruguayos”, remarcó el legislador, quien se manifestó ”indignado” por las acusaciones al periodista.
Y recordó el accionar del periodista durante la dictadura en Uruguay: ”(Víctor Hugo) cada vez que podía intentaba abrir espacios de libertad. En Venezuela dejó unos minutos los micrófonos abiertos para que los uruguayos gritaran cánticos contra la dictadura durante un partido de fútbol que le tocó transmitir a la selección celeste y así podemos nombrar diferentes sucesos. La gente en Uruguay lo quiere mucho a Víctor Hugo porque tuvo gestos que no tenía por qué tenerlos y que podían costarle la vida”, concluyó.
En tanto, Abuelas de Plaza de Mayo –con su titular, Estela de Carlotto a la cabeza–, Madres Línea Fundadora y Familiares de Detenidos y Desaparecidos por razones políticas, manifestaron ”solidaridad con el periodista Víctor Hugo Morales”, y salieron a ”repudiar la operación mediática que pesa en su contra y que intenta vincularlo con la dictadura uruguaya”. Carlotto señaló que ”Víctor Hugo para ellos (en referencia a los autores de la operación) es el emblema de lo que hay que destruir”.
”Mi repudio total a lo dicho sobre Víctor Hugo. Estoy indignada con las infamias sobre él, no hay derecho”, expresó Taty Almeida, integrante de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora en declaraciones al programa La García, por Radio Cooperativa AM 770.
Los organismos de Derechos Humanos argentinos coincidieron en agradecer al periodista uruguayo por brindar espacio y difundir en sus programas sus luchas. ”Víctor Hugo siempre ha tendido una mano comprometida con la lucha de los organismos en defensa de la Memoria, la Verdad y la Justicia… Víctor Hugo es, además, un periodista impecable y honesto que se ha destacado, justamente, por su batalla contra los mismos medios concentrados que desde hace un tiempo intentan desprestigiarlo”, enfatizaron.
La titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, en la página oficial del organismo expresó: ”Me repugna escuchar a pseudoperiodistas, periodistas del amarillismo o periodistas del establishment, como les querramos llamar, agredir de manera tan baja a Víctor Hugo, el señor de la Radio. Víctor Hugo, el hombre honesto, serio. Claro, no pueden llegar a lo que es él porque para llegar a ser lo que es Víctor Hugo hay que tener un pasado como el de él”, remarcó. Y en declaraciones radiales, señaló: ”Límpiense la boca antes de hablar de Víctor Hugo. Él tiene algo que a la mayoría le falta: humildad”, destacó. «

SOLICITADA

Comunicadores de la Argentina (Comuna) rechaza la agresión contra el colega Víctor Hugo Morales por parte de las empresas periodísticas –Clarín y La Nación– que se apropiaron, bajo dictadura y con torturas, de Papel Prensa y mediante la corrupción y la extorsión en los ’90 de los cientos de licencias que hoy los ciudadanos exigimos que devuelvan, ya que como establece la Ley de Medios de la democracia el espacio radioeléctrico es  propiedad de los millones de argentinos. El ataque a VHM sobre sus supuestos vínculos con la dictadura uruguaya, no sólo es una mentira sino que se produce con el objetivo de dañar moralmente a los periodistas populares. Las corporaciones mediáticas opositoras a nuestro gobierno pactaron, silenciaron y se enriquecieron con los miles de muertos y desaparecidos que produjo el Estado Terrorista de 1976 del que fueron socios. Por eso, no vacilan hoy en tener empleados que no hacen periodismo sino que operan en defensa de sus negocios. Ya que hacer periodismo sería no faltar a la verdad y utilizar fuentes fidedignas. Somos miles de comunicadores los que decimos basta a la agresión por parte del principal grupo mediático del país. Y volvemos a denunciar la utilización de la información como una mercancía que se compra, se vende y se falsifica en función de los negocios de tan sólo  6 familias que tienen la mayoría accionaria de Clarín y La Nación. La aberración de la práctica periodística en la que incurren los empleados, transformados en verdaderos operadores de las corporaciones mediáticas, no pasará. La Ley de Medios de la democracia es su destino final. Por todo esto, como las Madres y las Abuelas de Plaza de Mayo, y como todos los periodistas que creemos en la profesión como un instrumento de libertad y democracia, hoy le brindamos nuestro apoyo a Víctor Hugo Morales. Infonews

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here