En la calle por la importación de zapatillas de China

97

El intendente de Esteban Echeverría, donde está ubicada la planta, confirmó que la empresa despidió ayer a 112 trabajadores y que aún están negociando el futuro de otros 300 puestos en el Ministerio de Trabajo. “Si no se toman medidas frente a la importación de zapatillas, la planta no tiene futuro”, criticó Fernando Gray.

La empresa Extreme Gear, que fabrica las zapatillas Adidas, despidió ayer a 112 trabajadores por la caída de la producción debido a la apertura indiscriminada de calzado importando que inundó el mercado interno de zapatillas made in China. Según el intendente de Esteban Echeverría, distrito donde está ubicada la fábrica, el panorama “es preocupante” y todavía se desconoce el destino de otros 300 puestos de trabajo que están siendo negociados en el Ministerio de Trabajo.

“Han abierto la importación de zapatillas de China y obviamente nosotros no podemos competir. En China las zapatillas son más baratas que las argentinas porque el costo laboral y las condiciones laborales son otras. Un trabajador de China o Vietnam gana 80 dólares y uno argentino, unos 800 dólares y también podemos decir que no alcanza para vivir”, dijo el intendente Fernando Gray, en declaraciones a Radio 10.

Según informó Gray, la fábrica llegó a tener 480 trabajadores. Pero con los despidos de los últimos meses, la dotación de operarios había disminuido a 400. Los recientes 112 despidos redujeron aún más las fuentes de trabajo, y todavía no se sabe qué pasará con el resto de los trabajadores. “Hace un par de años los dueños de Adidas había comprado unos terrenos muy grandes porque pretendían concentrar más producción en nuestro distrito pero, honestamente, ahora les resulta imposible competir. No pueden competir bajo ningún punto de vista con una zapatilla que viene de Asia”, remarcó el intendente.

Para Gray, si no se toman medidas frente a la importación de zapatillas la planta “no tiene futuro”.

Además de la preocupación por el destino de la planta de zapatillas, el intendente se mostró preocupado por el panorama general de desempleo que afecta su distrito. “Tenemos serios problemas con la empresa Cresta Roja, donde hay 800 personas que no han sido reincorporadas. El presidente Macri vino dos veces, una de esas para vetar a la Ley Antidespidos justo en un lugar donde se habían despedido 800 trabajadores”, se lamentó Gray, quien también se mostró preocupado por los rumores de cierre sobre la planta que tiene el Correo Argentino en ese municipio.

“Hay rumores de que después de las elecciones podría cerrar la planta del Correo y nos preocupa mucho. El panorama está muy complicado más que nada porque no hay empleo”, sostuvo el intendente.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here