El Papa Francisco pide a los colombianos no caer en la “tentación de la venganza”

74

Llegó a Bogotá ayer y se quedará 5 días en el país. Junto al presidente Juan Manuel Santos, alabó los avances hechos en el proceso de paz y recordó que “la pobreza genera violencia”.

Frente al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, referentes de la oposiciones y dirigentes empresariales y sindicales, el Papa Francisco formuló un contundente apoyo al proceso de paz del gobierno con la guerrilla de las FARC y el ELN y pidió no caer en la “tentación de la venganza”, ni “los intereses particulares”. Pero la vez les advirtió que la pobreza “genera violencia” por lo que los exhortó a resolver sus “causas estructurales”.

Fue en el llamado Encuentro con la Autoridad, en la Plaza de Armas de la Casa de Nariño, sede del gobierno, en el segundo día de la visita del pontífice al país. Y con el telón de fondo de una sociedad muy polarizada por los acuerdos de paz que suscribieron el año pasado el gobierno y las FARC y que fueron rechazados en un referéndum.

“Este encuentro me ofrece la oportunidad para expresar el aprecio por los esfuerzos que se hacen, a lo largo de las últimas décadas, para poner fin a la violencia armada y encontrar caminos de reconciliación”, dijo el Papa.

Señaló que “en el último año ciertamente se ha avanzado de modo particular; los pasos dados hacen crecer la esperanza, en la convicción de que la búsqueda de la paz es un trabajo siempre abierto, una tarea que no da tregua y que exige el compromiso de todos.” “Trabajo que nos pide –subrayó- no decaer en el esfuerzo por construir la unidad de la nación y, a pesar de los obstáculos, diferencias y distintos enfoques sobre la manera de lograr la convivencia pacífica, persistir en la lucha para favorecer la cultura del encuentro, que exige colocar en el centro de toda acción política, social y económica, a la persona humana, su altísima dignidad, y el respeto por el bien común”.

Al tiempo que los exhortó a “poner la mirada en todos aquellos que hoy son excluidos y marginados por la sociedad, aquellos que no cuentan para la mayoría y son postergados y arrinconados. Todos somos necesarios para crear y formar la sociedad. Esta no se hace sólo con algunos de «pura sangre», sino con todos”.

Previamente, Santos le había agradecido a Francisco “por venir a este tierra fértil y hermosa, a acompañarnos, a estimularnos, a dar con nosotros el primer paso hacia la reconciliación”, y señaló que “de nada vale silenciar los fusiles, si seguimos armados en nuestros corazones; de nada vale acabar con la guerra, sinos vemos los unos a los otros como enemigos”.

El Papa llegó ayer a Venezuela y en el primer trayecto de 15 km entre el aeropuerto militar y la Nunciatura se calcula que más de medio millón de personas salió a vivarlo. El periplo, que incluye Villavicencio, Medellín y Cartagena, concluirá el domingo por la parte.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here