Corea del Norte recrudece su discurso violento y asegura: “EE.UU. va a pagar por sus crímenes”

115

Desde el régimen de Kim Jong-un advirtieron además que no piensan dar marcha atrás con su plan nuclear

Corea del Norte volvió a amenazar hoy a Estados Unidos con una dura respuesta tras las sanciones aprobadas el sábado por el Consejo de Seguridad de la ONU ; asimismo, se negó a negociar sobre su programa nuclear.

El régimen está preparado “para hacer pagar a Estados Unidos por sus crímenes contra nuestro pueblo y nuestro país”, anunció Pyongyang en una declaración difundida por medios estatales.

La cúpula del país comunista, liderada por Kim Jong-un , informó además que no negociará sobre su programa nuclear. “No nos desviaremos ni un centímetro de nuestro camino hacia el rearme nuclear. Si los enemigos creen que se puede poner nerviosa a Corea del Norte con sanciones, no es más que un delirio”, alertó el país comunista.

“No pondremos sobre la mesa de negociaciones los misiles nucleares y balísticos bajo ninguna circunstancia”, dijo también el ministro de Exteriores norcoreano, Ri Yong-ho, en el encuentro de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean) que se celebra en Manila.

Pyongyang no abandonará sus planes nucleares “hasta que la política hostil y la amenaza nuclear de Estados Unidos hacia Corea del Norte esté básicamente eliminada”, agregó Ri, que acusó a Washington de crear una situación en la que Corea del Norte es empujada a defenderse.

Pese a las prohibiciones internacionales, Corea del Norte probó un misil intercontinental el pasado 28 de julio que según los expertos tendría un alcance de unos 10.000 kilómetros y podría alcanzar territorio estadounidense.

Como reacción, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó por unanimidad las sanciones económicas más duras adoptadas hasta ahora contra Corea del Norte, que prevén la prohibición de exportar carbón, hierro, plomo y otras materias primas.

Washington calcula que esas sanciones mermarán los ya bajos ingresos del país en unos 1.000 millones de dólares (850 millones de euros), es decir, en al menos una tercera parte de lo que ingresaba hasta el momento con sus exportaciones.

Por su parte, el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, excluyó cualquier posibilidad de diálogo con Pyongyang, al menos en lo inmediato, y estimó que las nuevas sanciones demostraban que el mundo había perdido la paciencia frente a las ambiciones nucleares del régimen.

El jefe de la diplomacia de Donald Trump señaló que Washington sólo se plantearía negociar con Pyongyang si suspende su programa balístico. “La mejor señal que Corea del Norte puede enviar para decir que está dispuesta a dialogar sería dejar de lanzar misiles”, dijo.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here