Cinco diputados vascos podrían ser la llave para poner punto final al gobierno de Rajoy

162

Los cinco diputados del Partido Nacionalista Vasco (PNV) podrían tener la clave en la moción de censura que se debatirá este jueves y viernes para acabar con la presidencia de Mariano Rajoy.

La moción fue presentada por el líder de la oposición, el socialista Pedro Sánchez, y es la cuarta de la democracia española después de que las tres anteriores no prosperaron.

La primera moción de censura de la democracia la presentó el expresidente socialista Felipe González en 1980 contra el entonces premier, el centrista Adolfo Suárez; y siete años después el entonces presidente de Alianza Popular (Partido Popular) Antonio Hernández Mancha hizo lo propio contra González.

La tercera fue contra Rajoy y la presentó el año pasado Podemos, y que decidió seguir adelante con ella pese a no contar con el apoyo, como mínimo, del PSOE de Sánchez.

Esta segunda moción contra Rajoy es la primera que nace con alguna opción de prosperar.

Los cinco diputados nacionalistas vascos podrían tener la clave. En la moción de censura se necesitan 176 votos favorables (el PSOE tiene 85 escaños; es el segundo partido en el Congreso por detrás del PP, con 137).

Sánchez también necesita el apoyo de los 17 diputados independentistas catalanes: el nuevo presidente catalán, Quim Torra, le pidió a cambio del “sí” la libertad para los dirigentes independentistas en prisión preventiva por su participación en la declaración de la independencia de Cataluña.

Sánchez ha dicho que su intención es llegar a La Moncloa para convocar elecciones anticipadas, aunque no aclara en qué plazo.

El PNV rechaza la convocatoria inmediata de elecciones después de que se acaban de aprobar unos presupuestos generales que son favorables al País Vasco.

El primer partido que mostró el apoyo a la moción de censura de Sánchez fue Podemos, con 71 escaños, aunque hoy su líder, Pablo Iglesias, dijo que lo someterá a una consulta este miércoles y jueves ya que serán las bases de su partido las que tendrán “la última palabra”.

En cambio Ciudadanos, con 32 escaños, partido al que las encuestas dan un progresivo avance hasta disputar la victoria a Rajoy, pide elecciones inmediatas y rechazan dar apoyo a Sánchez.

El líder socialista presentó el viernes la moción de censura un día después de que el Partido Popular (PP) de Rajoy fue condenado a pagar 245.492 euros por lucrarse de la mayor trama de corrupción de la democracia española, el caso Grtel, y el que fue el tesorero, Luis Bárcenas, a 33 años de cárcel por las mordidas que obtuvo.

La democracia española “no se puede ver encadenada a la corrupción de un gobierno bunkerizado que se niega a reconocer la verdad, que su tiempo político acabó y que la legislatura ya nació herida, porque el gobierno ya estaba herido por la corrupción”, dijo Sánchez.

Como ya hizo el propio Rajoy el viernes, el ministro del interior, Juan Ignacio Zoido, acusó a Sánchez de tratar con su moción de “cargarse la estabilidad de todos los españoles”.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here