Caso Nisman: pericias revelan que Lagomarsino mintió

83

El informático está cada vez más complicado. No sólo le “prestó” un arma al fiscal, sino que fue el último en hablar con él en vida.

El informático Diego Lagomarisno está cada vez más complicado en la investigación de la muerte de Alberto Nisman, que ya se maneja como un asesinato.

El técnico procesado como partícipe necesario dijo a la Justicia que el fiscal lo llamó a las 16.30 aproximadamente del sábado y le pidió que le prestara su arma calibre 22 porque temía por sus hijas, que estaban en Europa.

Las pericias informáticas indican que fue Lagomarsino quien inició un chat de Whatsapp cerca de las 11:30 de ese día.

La Gendarmería realizó un peritaje informático a partir de los teléfonos que usaba Nisman, los que tenían una función de borrado, y que analiza los logs de conexión que tuvieron las horas anteriores al hallazgo sin vida del fiscal.

Según los peritos, del análisis de los mismos surge que fue Lagomarsino quien inició el contacto mediante un mensaje de Whatsapp ese miércoles por la mañana, que le envió al celular de Nisman, y que éste le contestó.

El peritaje informático sobre el cual trabajó la Gendarmería se realizó sobre sus teléfonos y las computadoras que usaba Nisman.

Por otra parte, el fiscal Taiano ya sumó una nueva investigación al caso y que tiene que ver con las amenazas que recibió el fallecido fiscal en vida a través de su cuenta particular de correo electrónico.

En esos mails, cuyo origen fehaciente nunca se pudo determinar, lo amenazaban de muerte a él y su familia y le vaticinaban que iba a quedar su rol desdibujado del caso AMIA así como que el espía Antoñnio Stiuso, cercano a él, iba a ser echado de la SIDE tal cual sucedió.

La causa estaba en poder del juez federal Luis Rodríguez y el fiscal Guillermo Marijuan pero por conexidad ahora quedó en poder del fiscal Taiano a quien el magistrado Julián Ercolini se la delegó.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here